Entrevistas

“Quería escribir un romance con el trasfondo de la rivalidad de ambas reinas porque me parece un período que se presta y se ajusta de manera perfecta a una novela romántica”

Salió Por lealtad a una reina y nos contactamos con su autora, Mills Bellenden, que nos contó cómo construyó el espacio histórico de la corte de Edimburgo: qué pasa con las dos monarcas, María Estuardo e Isabel I, además primas y enfrentadas política y religiosamente. En ese intersticio se construye la historia de amor, en los entretelones y las suspicacias de un momento histórico complejo y peligroso, siempre lleno de aventuras.

1. ¿Qué nos trae Por lealtad a una reina?

Intrigas en la corte de Edimburgo, en el palacio de Holyrood en un principio; pero que después esas mismas intrigas estarán presentes en la corte inglesa. Traiciones entre los clanes escoceses que apoyan a María Estuardo y a su hermanastro Jacobo; la reforma religiosa en Escocia con la aparición de John Knox y el protestantismo. Ese sería el marco histórico en el que sitúo la trama de esta novela. Pero hay más, por supuesto. Una historia de amor entre la dama más cercana a la reina María y el secretario del embajador inglés en Edimburgo, con lo que representan ambas naciones en estos tiempos.

2. En el título se lee la presencia de una reina, pero en este caso se trata de dos monarcas, que son primas y profesan distintas religiones. Advirtiendo a la polémica Reforma de la corona inglesa, ¿cómo fue la construcción de los protagonistas, tan cercanos a sus reinas, tan en pugna por sus creencias y obligaciones?

El título viene a resumir lo que es la novela. Ambos personajes actúan en función de su lealtad a su respectiva reina. Y, al final, se ven obligados a acatar sus decisiones. Efectivamente, como bien señalas en la pregunta, se trata de dos reinas de distintas naciones y que además son primas: María de Escocia e Isabel de Inglaterra. La reforma religiosa que tuvo lugar en Escocia juega un papel destacado en la novela porque será el detonante de todo lo que sucede. Pero también el recelo que despiertan ambas reinas: ninguna de las dos reinas se fía de las intenciones de la otra y, por ese motivo, no dudan en emplear sus artimañas para saberlo. En este caso, situé a los dos protagonistas principales, lady Edith y Arthur Wolsey como esos peones que sirven a sus respectivas reinas con el consabido peligro que corren en las dos cortes. Ambos se entregan a sus cometidos de tratar de obtener la información precisa del otro, empleando cualquier artimaña. Son leales hasta el final. Pero esa lealtad se verá algo salpicada por algo que ninguno de los dos esperan encontrar: el amor.

3. Siempre resulta cautivador la representación histórica que haces, los datos y personajes que nos entregas. ¿Cómo fue la investigación para establecer el contexto de acción de lady Edith y sir Arthur Wolsey?

Esta historia llevaba tiempo rondándome la cabeza pero siempre la dejaba a un lado a favor de otras. Quería escribir un romance con el trasfondo de la rivalidad de ambas reinas porque me parece un período que se presta y se ajusta de manera perfecta a una novela romántica. Dado que mi doctorado me llevó a investigar la propia Historia de Escocia, en relación con Inglaterra en las obras de Walter Scott, digamos que la parte histórica ya estaba hecha. Casi la totalidad de los personajes son históricos y se comportaron en mayor o menor medida como lo he descrito.
Luego, me faltaba encajar el romance de los dos protagonistas en este período. Y tenía claro que uno tenía que ser escocés y el otro inglés para darle un toque de interés a la trama y que ambos, pese a ser leales seguidores de sus respectivas monarcas, acabarían sucumbiendo ante lo inevitable: la atracción que surge entre ellos. Decidí que él sería el inglés por el tema de los corsarios de la reina Isabel. Era perfecto para la trama. Lo cual me dejaba a lady Edith como la principal dama de María Estuardo.

plaur_l

4. ¿Tiene alguna particularidad en tu novela el hecho de que las monarcas sean mujeres, en un momento en que ambos reinados eran fuertemente cuestionados?

Siempre me sentí atraída por este período en el que ambas mujeres coinciden en sus respectivos tronos. Es cierto que es un momento en el que las dos naciones están dirigidas por mujeres y que eso es llamativo, no solo para el historiador, sino también para el lector. Dos naciones que durante siglos se enfrentaron con reyes también lo hicieron con reinas, aunque de una manera más sibilina. No con guerras abiertas como siglos antes con William Wallace y Robert the Bruce. O las posteriores rebeliones jacobitas. Es cierto que ambas cortes fueron cuestionadas por diversos motivos: a María Estuardo le costó el trono el problema religioso. En el caso de Isabel decidió no casarse, aunque ella tuvo mejor suerte que su prima.
Te confieso que tras escribir Por lealtad a una reina, he considerado volver a retomar a Isabel y su reinado para una futura novela. Creo que es un período que contiene muchos alicientes para una historia romántica.

5. ¿Qué cualidades, independientemente de las lealtades a sus reinos, percibís en tus protagonistas? ¿Qué rasgos o características típicamente inglesas percibís en Sir Wosley? ¿Y escocesas en lady Edith?

Lady Edith es fuerte, decidida y orgullosa. Fría en algunos acercamientos de Wolsey. Sin duda, ella no espera encontrarse con un secretario de embajada al estilo de Arthur Wolsey. Recela de él desde el primero momento. No lo soporta porque es inglés. Y para alguien como ella, escocesa, lo inglés representa el rechazo inmediato y absoluto. Tampoco se fía de él por su aspecto. Pero al mismo tiempo el misterio que lo rodea, porque no parece ser quien dice, la atracción que despiertas en las damas de la corte, o que en un momento determinado de la historia no vacile en ayudarla, irán transformando a lady Edith en una dama que no se reconocerá a sí misma cuando sienta el deseo de que él la bese o la saque a bailar, pese a sus fingidas reticencias. Arthur Wolsey es un hombre de mundo que ha conocido infinidad de situaciones, pero es un novato en cuanto a hacer de espía en la corte escocesa. Por ese motivo, en ocasiones, se comporta más como un hombre que un agente de Francis Walsingham. No logra mantenerse frío ante la presencia de Edith porque le atrae. Se olvida de su cometido con facilidad, pero porque está más pendiente de la atracción sobre Edith que de su misión. Y el propio embajador inglés tiene que recordárselo en ocasiones. Wolsey es leal a Isabel y al cometido que le han encargado, pero cada vez que se encuentra a Edith parece olvidarse de ello con suma facilidad. Por otra parte no rechaza a Edith porque sea escocesa, ni recela de ella como sí hace Edith de él por ser un inglés.

6 . ¿Qué es lo que se pone en juego en este peligroso acercamiento?

Queda claro que, cuanto más se acercan, más riesgos corren sus respectivas misiones. Pero al mismo tiempo, el peligro de perder algo más que la cabeza, ya que ninguno se ha planteado sentir algo más profundo por el otro y, en ciertas ocasiones, no pueden controlar sus sentimientos. El destino parece dispuesto a jugar una particular jugada con ellos. Los acerca en los diversos bailes de la corte, en paseos por los jardines, situaciones inesperadas. La atracción está ahí. Y el acercamiento pone en jaque a ambos pero, al mismo tiempo, los une frente a lo que está por llegar en la corte. En el momento de máxima tensión ambos deciden unir fuerzas por un bien común. Ambos confiarán en el otro y se olvidarán de los demás. A Wolsey solo le importa salvar a Edith a toda costa de lo que sucede en la corte escocesa. Y ella no puede confiar en otro que no sea él, al descubrirse el juego de traiciones hacia María Estuardo.

7. ¿En qué te inspiraste para construir esta historia? ¿Viste películas? ¿Escuchaste música?

Además de la bibliografía sobre la historia de Escocia que poseo, también acudí a películas, como María Estuardo (1936) protagonizada por Katherine Hepburn que se mantiene bastante fiel a la Historiografía de ese momento. Elizabeth (1998) y Elizabeth, la edad de Oro (2007) protagonizadas por Cate Blanchet. Como anécdota me basé en el personaje de Walter Raleigh, protagonizado por Clive Owen para Arthur Wolsey. Esa imagen de aventurero, de corsario o de cínico seductor con la que aparece en la película me llamó la atención desde el primer momento.
La música siempre forma parte de mi tarea de escritura: No puedo escribir sin escuchar de fondo bandas sonoras de Braveheart, o Más fuerte que su destino que son parte de las que más utilizo cuando escribo. E incluso algo de música tradicional de Escocia, las bandas de gaiteros me ayudaron a crear la atmósfera necesaria.

8. ¿Un deseo para esta nueva novela?

Siempre pido que les guste a las lectoras. Que se diviertan, que disfruten con su lectura. Dejarles una sensación agradable cuando cierren el libro, semejante a otras de mis historias.

 Más novelas de Mills:

Web:

atrapada-en-el-carnaval la-prisionera la-condesa-de-pembroke los-jardines-de-drummond-castle la-cortesana-de-parís dama-de-corazones espadas-y-rosas (1)

  • Compartir
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>