Entrevistas, Feria del Libro, Histórico, Lecturas, Literatura, Novedades, Presentaciones

Claudia Barzana nos presenta La ciudad de la niebla

Salió la nueva novela de Claudia, y la sexta que publica con Vestales, así que no perdimos oportunidad y nos contactamos con ella para que nos cuente qué nos trae La ciudad de la niebla, qué relación encuentra en la composición de los personajes con aquellos de su primera novela, cómo fue la investigación, y quiénes son Victoria y Thomas.

 

1. Claudia, ¿qué podés contarnos de tu última novela, La ciudad de la niebla?

La ciudad de la niebla es una novela intensa, que trascurre gran parte en la ciudad de Londres, en plena época victoriana. Ese, es un momento de la historia muy rico para relatar, también está presente la ciudad de Buenos Aires en otros capítulos. Thomas y Victoria son los protagonistas de una historia de amor que vivirán a través de los años. Ambos deberán atravesar varios obstáculos, gozarán de encuentros y padecerán los desencuentros, pero tendrán la plena convicción que ese amor será  para siempre. Los acompañan varios personajes secundarios, que van a entreverarse en la trama, abriendo nuevas historias.

lcdln_l (1)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. Sos una ávida lectora y –nos consta– una investigadora muy aplicada y minuciosa. ¿Cómo fue meterte en el contexto de La ciudad de niebla? ¿Qué libros o documentos te ayudaron a recrear ese espacio?

Mi punto de partida para empezar una novela es reunirme de la documentación sobre el lugar y la época que quiero contar. Me costó muchísimo hacerme de esa documentación. Conseguir los libros que quería no fue nada fácil. Al principio me desesperé, pero al fin obtuve los que quería. Yo quería retratar a Londres de aquella época, y que el lector se adentre en sus calles y costumbres, que viva esa ciudad a la par de los personajes. Espero haberlo logrado, ya me lo contarán las lectoras cuando comiencen a leerlo.

3. En una entrevista anterior, nos contabas que, en la investigación que llevaste adelante con Lo indómito del espíritu y La invención del mañana, habías descubierto un dato que había gustado mucho (las bolsitas de girasol asado con sal) pero que no habías podido usar por el contexto histórico en que se desarrollaban las historias. Finalmente, ese dato aparece en Ojos grises, casi como un autoguiño. ¿Te sucedió algo similar con tu nueva novela? ¿Algún dato que hayas guardado y hayas podido desarrollar en La ciudad de niebla? O al revés, ¿algún dato que no encuadre con el período histórico y que te tengas que guardar para la próxima?

Sí, eso me ocurre a menudo. En La ciudad de la niebla, me di el gusto de traer a la novela a un autor que leí de chica: Charles Dickens. Lo menciono  por un sentimiento de profunda admiración y cariño hacia este autor maravilloso. Además es imposible adentrarse en Londres y no nombrarlo. Sí hay un guiño al lector, al mencionar, como al pasar y en una simple oración, al protagonista de mi anterior novela Ojos grises. Me gustó y me divirtió hacerlo.

4. Cada año, las lectoras saben que “se viene un libro de Barzana” y este es el sexto título que publicás con Editorial Vestales. ¿Se podría decir, salvando las distancias históricas, que entre tus personajes se establece un recorrido, un camino? ¿Encontrás alguna similitud o evolución del personaje femenino  por ejemplo entre Clara, la protagonista de Al otro lado del fuego, y Victoria?

Me resulta increíble que esta sea mi sexta novela. En el caso que mencionas hay una gran diferencia, entre aquella Clara, mesurada, tímida, contenida, aunque con carácter en el momento que necesita hacerse escuchar, y Victoria. En este caso son diametralmente opuestas. Victoria es vivaz, confiada, temperamental, soñadora, la amistad tiene un valor muy importante en su vida, y tiene la fuerza necesaria para afrontar todo lo que le toca vivir en La ciudad de la niebla. En este sentido no hablaría de evolución sino que, como autora, trato de hacer personajes distintos unos de otros, para sorprender al lector. Claro que esos personajes deben reunir ciertas características necesarias de la época que relato, para que sean verosímiles.

5. Vos sos tu primera lectora. ¿Cómo fue encerrarte a leer tu libro? ¿Te conmoviste con algo que, quizá en el fragor de la escritura, habías pasado por alto?

Aunque resulte extraño, es una hermosa costumbre: cuando recibo el ejemplar de mi novela, me encierro a leerla. Esta vez, mi esposo mi preguntó para qué leía algo que había escrito: porque necesito saber qué siento cuando la leo. Yo puedo poner distancia al leerla, y saber qué me produce la historia. Es increíble, pero me conmuevo y me emociono con ciertas escenas. Yo creo que la necesidad de leerla se da, también, porque es la última lectura que hago antes de soltarla y dejar que pase a manos de las lectoras. A partir de la salida de la novela, deja de pertenecerme para pasar a ser de ellas.

thumbnail_Claudia-Barzana

6. En general, en las tramas se lee que la irrupción de la historia de amor implica una posibilidad de plenitud y libertad para los protagonistas, que siempre andan en algún problema, o con algún recuerdo terrible. El amor los libera, en todo sentido. ¿Cómo es esto en la vida de Thomas?

Thomas es un personaje complejo porque arrastra una vida complicada. De todos mis personajes masculinos, Thomas es el que ha tenido mayores conflictos. Amé escribirlo porque, a pesar de todo lo que le va a sucediendo en la vida, él se reinventa, porque cuenta con una dosis de resiliencia importante. Es un hombre que nace y se cría en los suburbios londinenses y, ante un hecho fatídico, debe seguir adelante. De a poco va lograr salir de aquel lugar, y hacerse desde abajo. Thomas va a llegar a ser alguien importante, aunque deba atravesar varias circunstancias adversas. Él guarda el sentido de la lealtad como un valor importante y, sin dudas, la única persona que va a quebrarlo será Victoria. El amor que siente por ella será su salvación, más allá de las dificultades para estar juntos.

7. ¿Un deseo para vos?

Seguir disfrutando, como lo hago, desde el mismo momento en que me lancé a escribir, y continuar en ese ida y vuelta tan amorosos, con mis lectoras.

¡Gracias Claudia!

Para saber más de Claudia y de su obra

  • Compartir
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>